Dioxiclean es un generador de Dióxido de Cloro, dicha sustancia es un desinfectante de alto espectro y de cero toxicidad, Dioxiclean está compuesto en base a dos elementos los cuales son: Clorito de Sodio líquido (NaClO2) "Botella A" y el Ácido Activador (Ácido Cítrico) "Botella B", luego se juntan botellas (A+B) en partes iguales y se transforman en otro elemento llamado Dióxido de Cloro (ClO2), el Dióxido de Cloro es catalogado como un germicida, antibacterial, antimicótico y desinfectante de alto espectro, además es un desnaturalizador de toxinas y venenos; por todo lo anterior mencionado podemos afirmar que no por nada es el método ideal usado hace más de 100 años para potabilizar y purificar el agua que bebemos, aplicable para purificar el agua que tomamos en nuestros viajes (por ejemplo el agua de río); muy útil para desinfectar nuestras verduras y alimentos; también ideal para desinfectar de todo en nuestro hogar, puesto que no representa toxicidad y por tal motivo es totalmente inocuo para humanos, plantas y animales. 

 

El Dióxido de Cloro no genera los indeseables trihalometanos cancerígenos que el cloro o lejía convencional si genera y que es ampliamente usada para la desinfección del hogar, industria e incluso para tratar aguas municipales (hipoclorito de sodio).

El Dióxido de Cloro es uno de los asesinos más eficaces de agentes patógenos tales como bacterias, mohos, hongos, virus, bio-película y otros microrganismos causantes de enfermedades, el Dióxido de Cloro ataca patógenos que normalmente no son fáciles de vencer, esto lo consigue a través de la interrupción de la síntesis proteíca rompiendo la pared celular del patógeno como si fuera la explosión de una granada. La fórmula química del Dióxido de Cloro es ClO2, esta fórmula muestra que hay un átomo de cloro (Cl) y 2 átomos de oxígeno (O2) en una molécula de Dióxido de Cloro, estos 3 átomos se mantienen unidos por electrones para formar la molécula de Dióxido de Cloro.

Dioxiclean tiene 99.99% de efectividad en eliminación de bacterias como E.coli y Listeria, esporas, virus, hongos, moho y otros organismos patógenos incluso Bio-película, Cryptosporidium, Giardia y todos los patógenos que tengan naturaleza ácida (el PH por debajo de 7).

INDUSTRIA

El Dióxido de Cloro es ampliamente usado en la industria, por que se le puede dar una infinidad de usos, incluso hay algunos productos patentados a base de Clorito de Sodio y/o Dióxido de Cloro.

LO DIJO SAQA

El Dióxido de Cloro es el oxidante más inocuo y efectivo que existe, lo dijeron los de la Sociedad Americana de Químicos Analíticos y recalcaron que el Dióxido de Cloro es el eliminador de patógenos más poderoso del mundo conocido por el hombre.

US ARMY

El Dióxido de Cloro está siendo investigado por la U.S Army Biomedical Research Development Laboratotry y dentro de sus investigaciones vieron su extremada eficacia para eliminar bacterias, virus y sobretodo Ebola, acabando con la mayoría de ellos entre 10 y 30 segundos de contacto.

lenntech

El Dióxido de Cloro es también usado por sin fin de marcas de productos para potabilizar y desinfectar agua, como ve es un agente oxidante de alto espectro muy efectivo, seguro y económico, como por ejemplo la compañía Lenntech es una de las pioneras en el mundo.

Algunas de las excepcionales características del ClO2 son

Es un excelente agente bactericida, microbicida y alguicida, además de respetuoso con el medio ambiente y se trata de un oxidante selectivo que ataca tanto las bacterias planctónicas, como sésiles, desinfecta superficies y reduce rápidamente las biopelículas que suelen formarse en las redes de distribución.

 

Es muy efectivo contra bacterias, esporas, virus y organismos patógenos resistentes, como es el caso de la Legionella, los quistes amébicos, quistes de Giardia, E. Coli, y Cryptosporidium y virus de la hepatitis, entre otros.

 

Se utiliza sobre todo en la desinfección de aguas potables, residuales e industriales, para el control del crecimiento de algas en los procesos industriales y para tratar el agua de los sistemas de refrigeración. El Dióxido de Cloro es un fuerte oxidante, pero no clorante y por lo tanto, no suele producir cantidad de subproductos clorados por reacción con trazas de sustancias orgánicas (no forma trihalometanos).

 

En varios países como Estados Unidos, Suiza, Bélgica, Alemania, Reino Unido, el Dióxido de Cloro se le conoce como el sistema de desinfección de aguas potables más confiable y no tóxico que hay, además la mayoría de los expertos en este área de la potabilización reconocen que el CLO2 es actualmente el mejor desinfectante para este sector.

Otras particularidades que solo el Dióxido de Cloro tiene:

  • Sustancia altamente soluble en agua (10 veces mas que el cloro) especialimente en agua fria

  • No se hidroliza  al contacto con el agua, permanece como un gas disuelto en solución

  • No es dependiente del pH trabaja eficientemente con un margen muy amplio entre 5 y 10 pH

  • Puede penetrar y eliminar patógenos inclúso cubiertos por biopeliculas

  • Oxida Metales pesados como plomo, aluminio, mercurio, etc

  • Neutraliza olores y remueve sabores

  • El Dióxido de Cloro no reacciona con el NH3 o NH4+ ni genera Trihalometanos,

Utilización y Ventajas del Dióxido de Cloro (ClO2)

La película bacteriana o bio-película, es una capa de microorganismos contenidos en una matriz (capa del limo), que suele formarse en el interior de las tuberías y en general sobre todas las superficies en contacto con el agua. Esta película protege a las bacterias, esporas y virus (entre ellas la Legionella, Listeria, E. Coli, y un largo etc.) esto quiere decir que el agua que corre por este tipo de tuberías no solo está contaminada de metales pesados, residuos de la cloración si no que además de microorganismos que se protegen con su bio-película, es por eso que es imperiosa la necesidad de filtrar y potabilizar el agua que bebemos de la manera más idónea posible, para esa labor tan importante felizmente contámos con el mejor de todos, el Dióxido de Cloro.

 

El Dióxido de Cloro es muy efectivo a bajas concentraciones. Resultados de laboratorio y en procesos reales, demuestran que es un bactericida excepcional, aún aplicado en muy bajas dosis (0,1 ppm). Tiene una elevada solubilidad en el agua, incluso a temperaturas muy elevadas, lo cual incrementa su rendimiento y disminuye los costes.

 

El Dióxido de Cloro es un desinfectante sumamente eficaz para los tratamientos y la desinfección final de agua potable. En el pre-tratamiento, precipita de forma efectiva el hierro y el manganeso, a la vez que facilita la floculación. También elimina olores y sabores, así como los precursores de subproductos desinfectantes, como los trialhometanos (THM).

 

Si se trata de una planta de potabilización y distribución de agua el Dióxido de Cloro es sumamente efectivo y muy persistente en su efecto desinfectante en tuberías de larga distribución, porqué proporciona un efecto residual duradero.

 

El Dióxido de Cloro no reacciona con sustancias orgánica presentes en el agua y no forma trialhometanos ni ácidos haloacéticos (HAA), que suele formar el cloro y que son muy prejudiciales para la salud. El Dióxido de Cloro oxida con total seguridad fenoles, cianuros, aldehídos, mercaptanos y muchas otras toxinas más ... > Leer más